Descripción

Ayyyy ¡Qué poco nos gusta el riesgo pie de plomo! Un profesional de pies a cabeza, currante donde los haya y un perfeccionista empedernido. Respetuoso con los valores familiares al más puro estilo "El Padrino" y un poco atrofiado sentimentalmente (habrá que juntarse más con los bigfoots). Odias las sorpresas porque suponen algo fuera de tu control y eso te pone un poquito de los nervios, pero hay que vivir la vida pies de plomo, rebaja rebaja.

Con este pie tu año gozará de estabilidad en todos los ámbitos así que puedes sentarte y respirar en paz, está todo bajo control. Ahora bien, por tu salud mental y física esperamos que en algún momento del año hagas eso de "Liarse la manta a la cabeza y que sea lo que Dios quiera".

¡ME LO QUEDO! > < ¡CAMBIAR PIE!